Tarta de queso ligera con frambuesa

Me gusta adaptar las tartas de siempre para poder disfrutarlas y que tengan las menos calorías posibles. Esta vez os presento esta de queso con mermelada de frambuesas para acompañar y adornar. Es ideal para tomar en la merienda o para una comida en familia o amigos y que decir para una celebración. La presentación es importante ya que una simple tarta puede parecer espectacular, una buena fuente o plato bonito y los comensales quedarán encantados.

 

Esta tarta es ideal para diabeticos ya que se puede usar edulcorante o azúcar de Abedul, mejor usar también este último si los peques toman esta tarta. Es estupenda para esos días de calor que tenemos en Verano, con un buen vaso de café, un té, chocolate, o cualquier otra bebida que nos apetezca, bien caliente o fría. Imaginaros como postre en una cena donde queramos sorprender y lo mejor que podemos comer sin problemas aunque estemos a dieta.

 
 
Tarta de queso ligera
 

Os recomiendo hacer la tarta de un día para otro, dejamos por la noche y lista para el siguiente día. También que no añadáis la mermelada hasta la hora de servir, quedará mejor en la presentación, no necesitamos tanto tiempo para ello.

 

Ingredientes (8 raciones):

Base:

  • 15 galletas integrales
  • 20 gr. de mantequilla de soja ligera

Relleno:

  • 480 gr. de queso batido desnatado
  • 300 ml. de leche de almendras sin azúcar ligera
  • 3 gr. de agar-agar (origen vegetal) o gelatina neutra (origen animal)
  • 200 gr. de azúcar de Abedul (ó 2 cucharadas + 1/2 cucharadita de edulcorante, yo uso sucralosa)

Decoración:

  • 35 gr. de mermelada ligera de frambuesas

 

Preparación:

 

Base:
Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla, colocarlas apretando en la base del molde desmoldable (18 cm), colocar en el frigorífico.

 

Relleno:
Ahora poner la leche (menos un vasito que reservaremos) a calentar en un cazo.

 

Mezclar el agar-agar o gelatina neutra con el vasito de leche que reservamos y remover bien. Añadir al cazo con la otra leche y remover un par de minutos hasta que hierva un poco, una vez listo dejar enfriar y por último añadir el azúcar de Abedul o edulcorante.

 

Ahora en un bol mezclar el queso con la leche que dejamos enfriando y remover con cuidado.

 

Sacar el molde del frigorífico y añadir con cuidado esta mezcla anterior (muy despacio para no remover la base de galletas) y dejarlo de nuevo enfriar. Podemos hacer la tarta de un día para otra para que cuaje bien.

 

Adorno:
Por último para presentar la tarta mezcla la mermelada con una cucharadita de agua y remover bien con una varilla, colocar por encima. Importante: solo colocar la mermelada cuando vayamos a servir la tarta, quedará mucho mejor.

 

 
Tarta de queso ligera
 
 
Ya para acabar os recomiendo que la probéis, es ideal para refrescarnos y disfrutar de un momento con familia o amigos.